Cocreando Belleza Natural

Los productos «zero waste» son el futuro de la belleza y del cuidado personal

Los productos «zero waste» (sin residuos) son mucho más que una tendencia, están transformando la industria cosmética tal y como la conocemos. Algunas marcas de belleza y de cuidado personal están llegando incluso a eliminar por completo el envasado en respuesta a la fuerte demanda de los consumidores. En este sentido, en la actualidad, al 54 % de los brasileños que compran productos éticos o respetuosos con el medio ambiente no le gustan los residuos (Mintel, 2020). Lo cierto es que si las marcas no cambian su enfoque ahora, pasarán a ser irrelevantes. Esto no es solo un imperativo ético, también es una cuestión económica: en estos momentos, el 60 % de las mujeres polacas cree que merece la pena pagar más por una marca de belleza ética (Mintel, 2020).

Además, esta tendencia va a ser duradera: los jóvenes de entre 18 y 34 años son más propensos a buscar productos de belleza ética que sus mayores. De hecho, la sostenibilidad es una de las mayores preocupaciones de este grupo de edad, algo que se ha pronunciado aún más a raíz de la COVID-19. Como la pandemia despierta una sensación de mayor urgencia en lo relativo a la crisis climática, las generaciones más jóvenes recurren a productos ecológicos y «zero waste» para mitigar su impacto ambiental. En este artículo nos adentramos en algunos aspectos clave de esta tendencia.

La belleza «fast» (rápida) está perdiendo el ritmo

Los consumidores de productos de belleza y de cuidado personal quieren rutinas de belleza más simples y directas por varias razones; pero las preferencias por ingredientes «clean» (limpios) y que resulten familiares y las presiones económicas asociadas con la pandemia fomentan más esta tendencia. En la industria, estamos observando una respuesta negativa contra las empresas que alientan el consumo excesivo. En su lugar, los consumidores prefieren marcas que promueven las opciones de rellenado, la reutilización, el reciclaje y la reinvención.

Un planteamiento interesante de la tendencia del «zero waste» relacionada con la COVID-19 es la demanda de productos que se conserven durante más tiempo. Los consumidores cada vez están más preocupados por la higiene y la seguridad y, al mismo tiempo, no quieren desperdiciar ni una gota de producto. En consecuencia, las marcas están combinando el «aura saludable» de las fórmulas naturales y orgánicas con soluciones innovadoras y biotecnológicas. Esto satisface la demanda de productos naturales mientras promociona una filosofía de «zero waste» que atrae a los consumidores concienciados.

Pasarse a las fórmulas sólidas para ahorrar agua

Quizá no exista un ingrediente más simple y «clean» que el agua. No obstante, es imprescindible que las marcas entiendan que la tendencia del «zero waste» abarca todos los aspectos de la cadena de suministro. La verdad es que el agua es un recurso finito y los consumidores están cada vez más alarmados por la crisis hídrica global. Por ejemplo, los productos que ahorran agua se han vuelto especialmente populares en Japón: en 2014, los consumidores que empleaban técnicas de ahorro de agua suponían el 8,1 % y este porcentaje ha seguido creciendo (Mintel, 2014).

En Japón, las grandes marcas están respondiendo a esta tendencia formulando promesas ambiciosas a los consumidores. Las empresas de productos de belleza y de cuidado personal de todas partes deberían tomar nota. El Lejano Oriente está siempre a la vanguardia en las tendencias de belleza y, muchas veces, es un buen barómetro para prever lo que ocurrirá en el resto del mundo. Así, para poder mantenerse en la cresta de la ola, las marcas deberían apostar por las iniciativas de «zero waste» desarrollando formatos sólidos que reducen el consumo de envases y de agua. Un buen ejemplo de esto son los champús sólidos, que atienden la demanda de los consumidores de «zero waste» y son un medio efectivo para presentar fórmulas intensas.

El compromiso de Provital con los productos «zero waste»  

En Provital creemos que cuidar es una forma de pasar a la acción. Por eso nuestra empresa se compromete con los principios de «zero waste». Tomando la economía circular y el desarrollo sostenible como punto de partida, en Provital hemos mejorado la gestión de residuos para lograr alcanzar el valor máximo. En 2016, ya habíamos conseguido recuperar el 82 % de todos los residuos generados en el proceso de producción. También hemos redoblado los esfuerzos para ahorrar agua: el año pasado llegamos a reducir la cantidad de agua consumida en el proceso de producción en un 40 % por kilo de producto.

Provital aplica estos principios de «zero waste» a la par que crea ingredientes activos «clean» y naturales para la industria de la belleza y del cuidado personal. Difundiendo el mensaje de la belleza «clean» (y adoptando la filosofía «clean») en cada aspecto del proceso producción, Provital pretende desempeñar un papel clave en el ambicioso objetivo de lograr una industria de belleza y de cuidado personal «zero waste».

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.