Cocreando Belleza Natural

Por qué el amla es el mejor adaptógeno en este contexto de COVID-19

Desde que comenzó la crisis de la COVID-19, el cuidado personal es el nuevo mantra. Ahora, los consumidores buscan productos de salud y bienestar multifuncionales que calmen el cuerpo y la mente. También buscan productos que favorezcan el sistema inmunitario y la salud en general. Como resultado, observamos cómo el mercado de la belleza y del cuidado personal evoluciona hacia mensajes que destacan el valor del bienestar, cuyos reclamos incluyen la mejora de la calidad del sueño, la reducción del estrés y una mayor energía, además de las características del sistema inmunitario. 

Estas preocupaciones de los consumidores sobre el bienestar y el enfoque holístico del cuidado personal están claramente relacionadas con una creciente preferencia por los ingredientes naturales. Actualmente, en Estados Unidos el 52 % de los adultos de entre 18 y 24 años opina que los productos naturales son más seguros que las alternativas sintéticas (Mintel, 2019), por lo que buscan ingredientes reconocibles y remedios tradicionales. Para inspirarse y averiguar cómo responder a esta demanda, las marcas de belleza deben buscar adaptógenos como el amla. Veamos por qué.

¿Qué son los adaptógenos?

Aunque no existe una definición oficial de adaptógeno, en general, un adaptógeno es un ingrediente natural que ayuda al cuerpo a adaptarse al estrés físico y mental. Entre los nuevos adaptógenos empleados en el ámbito de la alimentación y las bebidas se incluyen la maca, la moringa, la albahaca morada y el amla o grosella espinosa de la India. El origen natural de estos ingredientes y sus ancestrales propiedades sanadoras les confieren un «halo saludable» especial que da respuesta a las preocupaciones de los consumidores sobre la salud holística.

Como resultado, los adaptógenos brindan una determinada oportunidad a la industria de la belleza, ya que los consumidores quieren productos que tengan propiedades antiestrés y un enfoque holístico de la salud. Por otra parte, existe una brecha sustancial en el mercado. De todos los lanzamientos de productos de belleza y cuidado personal en el período comprendido entre julio de 2015 y junio de 2019, solo un ínfimo porcentaje del 0,02 % contenía ingredientes adaptógenos (Mintel, 2020). Con todo, dado el creciente interés de los consumidores por productos que promueven el bienestar, esta es una oportunidad que las marcas no deberían dejar pasar.

Amla: un adaptógeno multifuncional milagroso

A la luz de estas cambiantes demandas, un ingrediente adaptógeno especialmente interesante para el ámbito de la belleza y el cuidado personal es el amla. El amla es una fruta Rasayana (rejuvenecedora) muy venerada que favorece la juventud, la salud y el bienestar. También conocida como grosella espinosa de la India, se dice que esta planta contiene la mayor concentración de vitamina C estable que se conoce hasta el momento. También es rica en taninos y ácido gálico, que es un potente antioxidante. El aceite de amla también es uno de los acondicionadores capilares más antiguos que existen, empleado durante siglos en la India para aportar suavidad al cabello.

Estas propiedades lo convierten en un ingrediente multifuncional de gran atractivo. Gracias a las cualidades antiestrés inherentes de los adaptógenos y a su rico contenido en vitaminas, el amla tiene un enorme potencial como ingrediente funcional sanador para el cuidado de la piel. Asimismo, su uso de larga tradición en el cuidado capilar hace que sea ideal para las nuevas fórmulas centradas en el cuidado personal. Sin embargo, para atender realmente todas las preocupaciones de los consumidores, las marcas necesitan garantizar una transparencia total con respecto a la composición y las propiedades de los ingredientes. Pese a que destacar el amla como ingrediente funcional constituye una poderosa propuesta, las marcas deben asegurarse de que este ingrediente sanador está respaldado por prácticas de abastecimiento éticas.

El ingrediente activo adaptógeno de Provital para el cuidado capilar

Impulsado por las necesidades de los consumidores, Provital ha combinado adaptógenos de tradición antigua con una avanzada investigación botánica para crear Kerascalp™. Este ingrediente activo se compone de amla, que despierta y vigoriza el cuero cabelludo para favorecer un cabello más fuerte y brillante. Atendiendo la demanda de los consumidores de ingredientes naturales que ayuden a aliviar el estrés y tonificar el cuero cabelludo, Kerascalp™ es el activo de cuidado capilar idóneo para el cambiante mercado posterior a la pandemia de la COVID-19, ya que es un ingrediente de origen sostenible y perfecto para utilizar en formatos sin agua.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.