Cocreando Belleza Natural

Tratamientos antiencrespamiento: cuidados del cabello en la era del calentamiento global

En el contexto actual solo hay una forma de desarrollar el tratamiento antiencrespamiento adecuado: teniendo en cuenta el calentamiento global, sus efectos sobre la salud humana y la forma en que las empresas pueden contribuir a aliviarlo. El calentamiento global está suscitando muchas cuestiones que cambian la forma de pensar de la gente. Una de las más urgentes es determinar su impacto sobre la salud, un pensamiento que ya tienen en cuenta los consumidores, ya que puede cambiar drásticamente su estilo de vida: según una encuesta realizada por Ipsos Mori, para el 37% de los ciudadanos de todo el mundo, el cambio climático es uno de los problemas medioambientales más importantes. Sabemos que el cabello es especialmente sensible a los cambios estacionales y los consumidores ya están reclamando cada vez más productos sostenibles y naturales que les ayuden a mantener su cabello saludable bajo las nuevas condiciones medioambientales que estamos experimentando. En este nuevo contexto, encontrar el tratamiento antiencrespamiento ideal se convertirá para muchos en una prioridad 

Al mismo tiempo, el público insiste en poder acceder a productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente que no empeoren estos procesos a los que está sometido el planeta. De hecho, un informe de 2019 realizado por CGS concluyó que más de dos tercios de los encuestados  tenían en cuenta la sostenibilidad al hacer sus compras. Por lo tanto, el tratamiento antiencrespamiento ideal no solo actuará sobre las consecuencias de los cambios estacionales para contribuir a la salud del cabello, sino que también ofrecerá una fórmula sostenible que satisfaga a los consumidores preocupados por el medioambiente y la salud

Clima y cabello: la necesidad de tratamientos antiencrespamiento

Lavar, peinar vigorosamente o secar el cabello lo expone a condiciones agresivas a diario. Sin embargo, el clima extremo también lo pone en riesgo: tanto la exposición a la luz como a las bajas temperaturas reduce la elasticidad del cabello (Sinclair, 2007). Muchas personas predicen que los problemas del cabello empeorarán según el cambio climático va distorsionando las estaciones y hace que el clima sea más extremo: tanto el frío como el cálido. Esto se traduce en un cambio en las demandas del consumidor, como por ejemplo un tratamiento antiencrespamiento que pueda llevarse a cabo en casa.

Cuando las temperaturas son más calurosas, los consumidores se lavan el cabello con mayor frecuencia, en parte debido a la transpiración de la cabeza, que suele ser excesiva en esas condiciones climáticas. Mucha gente se queja de que su cabello pierde vitalidad y se vuelve lacio con el exceso de humedad, mientras que la exposición al sol puede resecarlo, hacerlo menos elástico o incluso provocar problemas del cuero cabelludo, como quemaduras.

El cuidado capilar para esta estación puede beneficiarse del aceite de jojoba o las mascarillas de aloe vera, aunque también se recomiendan los champús diseñados para el cabello seco. Quienes busquen una receta natural y que contribuya al bienestar, también pueden combinar el cuidado del cabello con una dieta rica en minerales que incluya mucha fruta y verdura. 

Durante las estaciones más frías, la sequedad, la pérdida de elasticidad o el picor en el cuero cabelludo se convierten en problemas frecuentes, mientras que el descenso de humedad ambiental favorece la aparición de puntas abiertas. Además, al igual que ocurre durante los meses más calurosos, todo el cuerpo responde al cambio de temperatura y de condiciones climáticas. Por ejemplo, el sistema linfático funciona con más lentitud durante el invierno, lo que conduce a la pérdida de minerales y puede inducir la pérdida de cabello. En este caso, los tratamientos y productos que estimulan la circulación sanguínea hacia el cuero cabelludo han probado ser los más efectivos.  

Con los cambios extremos previstos en el futuro, los consumidores están preocupados por cómo el clima transformará su cabello: un estudio de 2017 realizado por la revista British Journal of Dermatology on the ‘Seasonality of Hair Loss’ concluyó que las búsquedas en Google sobre la pérdida de cabello son más frecuentes durante el otoño y verano que durante la primavera. Ofrecerles a los consumidores el tratamiento antiencrespamiento adecuado es una forma perfecta de ganarse su confianza y de llamar su atención.

¿La solución? Centrarse en ingredientes naturales para crear tratamientos antiencrespamiento

Los consumidores se enfrentan a unas nuevas condiciones climáticas y demandan nuevas fórmulas para sus tratamientos antiencrespamiento y otras rutinas de cuidado del cabello. Además, ha habido un cambio de tendencia en el mercado: los consumidores esperan que las marcas enfoquen sus productos en el bienestar capilar ofreciendo una combinación de ingredientes naturales y fórmulas probadas. De hecho, según las estadísticas de la industria, al menos un 52% de los consumidores prefieren comprar champús con ingredientes naturales u orgánicos. Algunas marcas han reaccionado rápidamente: en agosto del 2019, el 45% de los 10 ingredientes para productos de cuidado del cabello más importantes de todo el mundo hacían referencia a ingredientes naturales.  

Para cumplir con los deseos de los clientes, se han desarrollado una serie de ingredientes activos naturales que además responden a su demanda de productos sostenibles. Nori Complex destaca entre los ingredientes naturales de los tratamientos antiencrespamiento para el cabello: consiste en un ingrediente activo marino que contiene aminoácidos, proteínas y polisacáridos que contribuyen a la recuperación del cabello sometido a cambios estacionales extremos. El resultado es un cabello más vigoroso, revitalizado y la reducción del encrespamiento utilizando un producto que da un paso más allá en cuanto a los ideales de lo natural, lo orgánico y lo sostenible.

Nori Complex se beneficia de conocimientos milenarios sobre ingredientes naturales para reparar el cabello dañado por el calor o el frío. 

  • Por una parte, las algas Nori (también conocidas como Laver en el Reino Unido y como Karengo en Nueva Zelanda) se llevan usando siglos como fuente de nutrición y como ingrediente medicinal en todo el mundo. Su alta proporción de proteínas y aminoácidos hacen del alga Nori el ingrediente ideal para tratamientos de restructuración del cabello. 
  • Por otro lado, Nori Complex también incorpora semillas de Tara, una especie vegetal nativa de Perú que contiene polisacáridos de peso molecular elevado que ofrecen una fuente de hidratación natural.

El resultado: las fibras del cabello tratado con Nori Complex presenta un aumento significativo tanto en fuerza como en elasticidad, ofreciendo un tratamiento antiencrespamiento efectivo. 

Además de todo esto, Provital ha desarrollado una Matriz 3D para liberar este ingrediente activo, ofreciendo un tratamiento antiencrespamiento duradero al sellar los ingredientes activos y la humedad en el interior de las fibras capilares, entre otros beneficios. Nori Complex ha dado un paso muy significativo para satisfacer las demandas del consumidor y para contribuir a una industria de la belleza más significativa basada en ingredientes procedentes de fuentes éticas.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.