Cocreando Belleza Natural

Los consumidores saludables han llegado para quedarse

Aunque el consumidor saludable es un fenómeno relativamente nuevo, viene pegando fuerte. Estos éticos consumidores saludables miran más allá de la etiqueta: desean saberlo todo sobre el origen de las materias primas, la composición del producto, el proceso de elaboración, además de los proyectos de responsabilidad corporativa. Esta es la razón principal, al ir aumentando la preocupación por la sostenibilidad y el medioambiente. Los clientes desean sentir que las decisiones que toman juegan un papel en la protección del planeta

Esta actitud ha empoderado más que nunca al consumidor. Ahora, la reputación lo es todo, ya que podría afectar drásticamente dónde los consumidores eligen invertir el dinero que tanto les ha costado ganar. No cabe duda de que los consumidores saludables han llegado para quedarse – además, son extremadamente influyentes. Si pensamos a medio y a largo plazo, esta conducta de compra va a ser cada vez más prevalente, especialmente cuando hablamos del sector de la salud, la belleza y el cuidado personal.

¿Qué desean los consumidores saludables del mercado de la cosmética?

Una respuesta rápida podría ser: ética y sostenibilidad en los productos cosméticos.

La ética y la sostenibilidad siempre han jugado un gran papel en la conducta del consumidor y en la industria cosmética. Por ejemplo, una de las últimas preocupaciones concierne al bienestar animal y es evidente que esta tendencia crecerá aún más. Los consumidores cada vez basan más sus decisiones en cuestiones de bienestar animal en productos que van desde la belleza a la moda y a los productos para animales. Además, cada vez más consumidores optan por la dieta vegana y vegetariana. Esta tendencia también está influyendo en la toma de decisiones sobre productos de belleza, en el que los consumidores saludables buscan otras alternativas como los cosméticos basados en plantas. 

Por ejemplo, en una encuesta que Ingredion Inc llevó a cabo en 11 países, los resultados reflejaron que un 60% de los encuestados deseaban ver más ingredientes ‘culinarios’ en los cosméticos, como aceites a base de elementos vegetales, harinas, almidón o proteínas o como el último gran descubrimiento: el exfoliante de cúrcuma. En su informe sobre nuevas tendencias, Mintel ha ahondado en esta tendencia concreta sobre los productos de belleza basados en ingredientes culinarios. Estos son sus hallazgos a nivel mundial:

  • En el Reino Unido 31% de los consumidores creen que los ácidos grasos estimulan la salud de la piel, el cabello y las uñas.
  • En EE.UU. el 37% de los usuarios de productos para el cuidado de la piel afirman que los productos naturales carecen de los ingredientes químicos que desean evitar.
  • Al mismo tiempo, la consultora NPD señala que los productos que contienen ingredientes, como remolacha, ruibarbo y zanahoria, han crecido de un modo constante durante los pasados cinco años.

Este tipo de estadísticas mantienen a Provital en la vanguardia de este enfoque en lo referente al desarrollo de productos. El objetivo de Provital es satisfacer las necesidades de los consumidores saludables utilizando ingredientes limpios, trazables y procedentes de fuentes éticas en los que los consumidores sienten que pueden confiar.

Crecimiento de la industria y consumidores saludables

La popularidad creciente del sector de la belleza natural está respaldada por la investigación estadística. Además, de acuerdo con un informe reciente redactado por la Soil Association, este crecimiento se debe en gran medida al consumo saludable y a las actitudes hacia el bienestar. Los consumidores buscan productos orgánicos de origen sostenible, debido al vínculo tácito entre las prácticas ecológicas, la producción orgánica y la salud. De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por AlixPartners, afirmó que para ellos es importante comprar productos saludables o limpios. 

Además, este crecimiento no carece de solidez. Como se indica en el estudio, sólo en el mercado del Reino Unido, el mercado de la belleza orgánica ha crecido un 14% el pasado año, lo que significa que lleva creciendo 8 años consecutivos. en otras regiones, este crecimiento es aún más pronunciado: un informe de TechSci Research ha sugerido que la industria continuará creciendo entre un 12 y un 15% anual hasta 2023en los mercados de Oriente Medio.

No se trata sólo del tamaño del mercado: también se trata del poder adquisitivo del consumidor saludable. Según un informe redactado por la Federación Nacional de Comercio (NRF) de Estados Unidos, un dietista observó que sus consumidores se gastaban una media de 5-7% más tras sus consultas. Esto está vinculado a lo que el consumidor saludable entiende por valor añadido: cuanto más averiguan sobre un producto y sus ingredientes, más están dispuestos a pagar por su calidad.

El avance del consumidor saludable: la ética como tendencia dominante

Si hablamos de la franja de edad a la que pertenecen la mayor parte de los consumidores saludables, las investigaciones afirman que los consumidores que más se preocupan por el bienestar se encuentran entre los 18 y los 34 (la Generación Z). Sin embargo, las estadísticas que hemos citado anteriormente muestran cómo esta conducta del consumidor puede darse ahora en todo tipo de demografías.

Las cifras no mienten – la industria de la belleza no debería menospreciar la influencia de los consumidores saludables. El deseo de una mayor transparencia y responsabilidad corporativa está forzando al mercado de la belleza a reconsiderar su enfoque. En lugar de recortar gastos y la aceleración de las líneas de producción, las empresas deberían centrarse en diferenciarse de las demás demostrando su compromiso con las prácticas éticas. Al demostrarle a los clientes más informados que sus ingredientes son limpios y no están basados en la crueldad animal, las empresas de cosmética no perderán su relevancia en un mercado cada vez más orientado hacia el consumidor.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.