Cocreando Belleza Natural

Lesiones elementales de la piel: alergias y sensibilidad en el cuidado de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y un porcentaje considerable de la población tiene problemas con algún tipo de patología de la piel. En dermatología, las lesiones de la piel son una de las enfermedades más diagnosticadas. Las sensaciones de escozor, quemazón y picor caracterizan a las pieles sensibles y, actualmente, estas enfermedades son tan comunes que están pasando a ser una preocupación global. El diagnóstico, la fisiopatología y el tratamiento son todavía un tema de debate entre los profesionales. Algunas de las enfermedades más comunes de la piel son la rosácea, la dermatitis atópica y la psoriasis.

Los tipos de lesiones de la piel más comunes en dermatología

  1. Rosácea

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta principalmente a la cara. Si no se trata, la rosácea empeora con el tiempo. Como el acné, el eczema y la alergia cutánea tienen algunos síntomas similares, la rosácea en ocasiones se confunde con uno de esos problemas. La rosácea afecta a 415 millones de personas en todo el mundo. Se manifiesta en forma de eritema, enrojecimiento, sarpullidos en la piel o arañas vasculares, y puede producir quemazón con ciertos productos de uso tópico, dando lugar a la aparición de pápulas y pústulas.

New Call-to-action

  1. Dermatitis atópica (eczema)

En dermatología, las lesiones de la piel provocadas por la dermatitis atópica (eczema) son un trastorno crónico de la piel muy común que actualmente afecta a la vida de una gran cantidad de personas. Es la enfermedad inflamatoria más común de la piel y afecta al 3 % de las personas adultas que sufren picor crónico o recurrente a escala mundial. En Francia, por ejemplo, esta enfermedad es grave en casi un 10 % de los pacientes. Es la segunda enfermedad cutánea más común tras el acné. El eczema afecta al 15 % de los bebés y al 20 % de los niños menores de 7 años, por lo que conlleva un alto coste social y económico. La patogénesis de este trastorno no está del todo clara y el 70 % de los pacientes siguen buscando soluciones. Por ejemplo, el 45 % de los padres de niños de entre 0 y 4 años que compran BPC están de acuerdo en que es difícil saber qué producto es seguro para sus hijos. En total, el 20 % de la población infantil del mundo padece eczema.

  1. Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a 125 millones de personas en todo el mundo. Tiene una fuerte predisposición genética y rasgos patógenos autoinmunes. Algunos síntomas de esta enfermedad, que suele ser debilitante y dolorosa, son la descamación, el sangrado, el picor, la inflamación, quemazón, eritema y fatiga. Su tasa de prevalencia mundial es del 2 % aproximadamente, pero algunas regiones se ven más afectadas que otras. Por ejemplo, la población asiática y algunas poblaciones africanas tienen una prevalencia menor que las poblaciones escandinavas. Actualmente, la psoriasis no tiene cura y, debido a ello, puede afectar al bienestar mental. 

El síndrome de la piel sensible

Pese a que anteriormente no se consideraba tan presente, el síndrome de la piel sensible ha mostrado una alta prevalencia en los estudios actuales. Para un gran número de consumidores europeos, la piel sensible sigue siendo un gran motivo de preocupación y actualmente las marcas pueden ofrecer un enfoque integral mediante orientaciones y actividades clave. Los estudios muestran que el 43 % de las mujeres de Francia afirma tener la piel sensible. Un porcentaje similar de mujeres italianas (48 %) afirma lo mismo, y un número sorprendentemente considerable de hombres en el Reino Unido (32 %) sufre el mismo problema.

Un cuidado sano de la piel

Estudios recientes han mostrado que los productos cosméticos, los cambios de clima y el deterioro de la barrera cutánea son los factores que más contribuyen a las lesiones y la sensibilidad de la piel. Los productos cosméticos naturales, orgánicos y sin parabenos son imprescindibles, y la slow beauty es una expectativa ya establecida. Los ingredientes con propiedades calmantes, como el cáñamo, el té matcha, la cica, el tanaceto (Blue Tansy), la moringa, la cúrcuma o la palma de burití son cada vez más utilizados en los productos cosméticos, especialmente en los destinados a pieles sensibles y propensas a las alergias. Para estas enfermedades, es de vital importancia que los productos para el cuidado de la piel no contengan productos químicos agresivos.

La belleza positiva puede complementar la dermatología

La famosa actriz de Hollywood Blake Lively ha afirmado: «Lo más bello que te puede vestir es la confianza». Nada más cierto que esto. Es innegable la relación que existe entre las patologías cutáneas y la salud emocional, por lo que es muy importante ocuparse de estas patologías.

En Estados Unidos, el 40 % de las personas adultas confían en la comunidad científica, mientras que el 30 % de las personas adultas en China con enfermedades cutáneas no toma ninguna medida y deja que la enfermedad cutánea se cure sola (Pew Research Center; kuRunData/Mintel; base: 791 encuestados estadounidenses; 2 637 usuarios de internet de China de entre 20 y 49 años que han sufrido enfermedades cutáneas). En el Reino Unido, el 70 % de las personas tienen enfermedades cutáneas visibles o cicatrices que afectan directamente a su confianza (British Skin Foundation), mientras que en Francia el 76 % de las mujeres está de acuerdo en que sentir confianza en uno mismo es mejor que tener un aspecto perfecto (Lightspeed/Mintel; base: 1 034 usuarias de internet de más de 16 años).

En dermatología, las lesiones de la piel son un diagnóstico extremadamente común. Tener confianza en nuestra piel es más importante que tener una piel perfecta, por lo que son cada vez más las marcas de cuidado de la piel que conectan emocionalmente con el consumidor, promoviendo la confianza mediante mensajes positivos y prestando especial atención a los beneficios emocionales.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.