Cocreando Belleza Natural

Cómo aumentar la fase de crecimiento del pelo para librarse de las preocupaciones por la pérdida de cabello

La pérdida de cabello es una preocupación común del sector del cuidado personal masculino, de ahí el protagonismo que tienen los productos con mensajes antienvejecimiento, incluidos los reclamos contra la caída del cabello o contra las canas. Algunos productos que prometen reducir la pérdida de cabello, como los champús de cafeína, son muy habituales, pero aún queda margen para crecer en el mercado. Esto se debe principalmente a que los hombres desean que los productos de cuidado del cabello tengan un respaldo científico, quieren reclamos que aborden las causas biológicas de la pérdida de cabello. Por tanto, las marcas deben reflexionar sobre cómo aumentar la fase de crecimiento (o fase anágena) del cabello mediante tratamientos específicos.

Sin embargo, la pérdida de cabello no es un motivo de inquietud exclusivo de los consumidores varones maduros. Los hombres jóvenes quieren mantener la salud y la densidad de su cabello y las mujeres también están preocupadas por la pérdida de cabello. En España, el 32 % de las mujeres afirma que una de las cualidades más atractivas de un producto capilar es que favorezca el crecimiento (Mintel, 2020). En vista de esto, las marcas deben crear fórmulas que respondan, con beneficios añadidos, a los diversos problemas relacionados con la pérdida de cabello.

New Call-to-action

El proceso biológico de pérdida de cabello

Las raíces de nuestro cabello (o folículos) pasan por tres fases en su ciclo de vida. Comienzan con una fase de crecimiento rápido y de formación del tallo capilar, conocida como la fase anágena. A esta le sigue una fase de regresión que se caracteriza por la apoptosis (o muerte celular). Finalmente, el folículo «descansa» en la fase telógena, antes de que el proceso empiece de nuevo. En general, el porcentaje de folículos que se encuentra en fase telógena oscila entre el 5 % y el 15 %. El aumento de este porcentaje conlleva a una pérdida excesiva del cabello o a un cabello de aspecto menos denso (Paus y Cotsarelis, 1999).

La menor densidad y la pérdida permanente de cabello se producen por la miniaturización de los folículos. Esto significa que los folículos que en el pasado producían un cabello sano durante la fase anágena, inician a producir cabellos más débiles y finos. Este proceso altera el ciclo de crecimiento y reduce la densidad del cabello y, a la larga, puede dar lugar a cabellos cortos y frágiles, así como a folículos más estrechos, lo que desemboca en una pérdida de cabello permanente.

Cómo dar respuesta a los diversos problemas relacionados con la pérdida de cabello

Como se deduce de esta breve descripción del ciclo de vida del cabello, la cuestión de cómo aumentar la fase anágena del cabello es primordial para un amplio abanico de consumidores. Para las mujeres, reducir el porcentaje de cabellos en fase telógena proporciona una apariencia más densa y abundante, y estimular la fase anágena puede derivar en un mayor crecimiento del cabello. Para los hombres preocupados por el patrón de calvicie masculino, mantener y estimular la fase anágena es fundamental para retrasar o prevenir la pérdida de cabello. 

También hay un interés creciente por la salud del cuero cabelludo, ya que se considera más bien como una extensión de la piel del rostro. En el mercado coreano, las rutinas de cuidado de la piel elaboradas se están extendiendo al cuero cabelludo: un 15 % de los nuevos productos coreanos para el cuidado del cabello prometen combatir la pérdida de cabello o cuidar del cuero cabelludo, es decir, el triple de hace tres años (Mintel, 2020). Como la salud del cuero cabelludo incumbe tanto a los hombres como a las mujeres, este tipo de promesas pueden tener una gran repercusión. 

No cabe duda de que con un enfoque científico (en lugar de uno de género o de edad) las marcas pueden desarrollar fórmulas versátiles. Crear un producto de atractivo universal puede responder a las demandas de los consumidores en varios sentidos. En la actualidad, el 64 % de los consumidores de la generación Z cree que los productos de belleza o de cuidado personal no deberían clasificarse por género (Lightspeed/Mintel, 2020).

Asimismo, los beneficios añadidos, como las propiedades antiestrés o de mejora del estado de ánimo, resultan también seductores, especialmente al tratarse de un problema como la pérdida de cabello que afecta a la autoestima. Hoy en día, el 46 % de los consumidores chinos afirma que está dispuesto a pagar más por productos que contengan ingredientes que ayuden a relajarse o a dormir. Así, aparte de la cuestión principal de cómo aumentar la fase de crecimiento del pelo, los aromas relajantes o antiestrés son una oportunidad clave (Lightspeed/Mintel, 2020).

La investigación de Provital para aumentar la fase de crecimiento del pelo

Los investigadores de Provital se han preguntado cómo aumentar la fase de crecimiento del pelo. En estos momentos, hay varios ingredientes en el catálogo de Provital que, favoreciendo la fase anágena, ayudan al crecimiento del cabello. Un ejemplo de ello es Baicapil™. Este ingrediente activo tiene la capacidad de prolongar el periodo anágeno y acortar el periodo telógeno, mediante la mejora del estado de las células de los folículos y de su microambiente. Un cuero cabelludo sano es esencial para tener un cabello sano y, gracias a sus extractos calmantes y lenitivos, este activo nutre la delicada piel del cuero cabelludo. 

Estos potentes extractos, que se obtienen de la Scutellaria baicalensis y de los brotes de Triticum vulgare y de Glycine max aumentan la energía celular y activan las células madre de los folículos mientras los protegen de la senescencia y el deterioro celular. De este modo, Baicapil™ combate de forma visible la pérdida de cabello mejorando la relación de folículos que se encuentran en fase anágena con respecto a los que se encuentran en fase telógena, lo que otorga al pelo una apariencia más densa, más voluminosa y más fuerte.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.