Cocreando Belleza Natural

Para reducir el enrojecimiento de la piel, debemos calmar el cuerpo y la mente

Nuestra piel dice mucho de nuestro bienestar general. Las afecciones cutáneas más comunes, como el eritema o enrojecimiento de la piel, la rosácea, el eczema y la psoriasis, están a menudo asociadas a otros aspectos de nuestra salud física y emocional. Con independencia de la edad o el sexo de la persona que las padece, estas enfermedades pueden aparecer como resultado de otros problemas de salud subyacentes o en momentos de mayor estrés o ansiedad.

En un contexto de pandemia, no es de extrañar que sean muchos los dermatólogos que constatan un número mayor de consultas relacionadas con la piel. Según un informe publicado en  la revista Experimental and Therapeutic Medicines, «el estrés que genera esta amenaza biológica parece tener implicaciones clínicas en todos los aspectos de la medicina, tanto en el ámbito de la salud física como en el de la salud mental» y nuestra piel no es una excepción.

New Call-to-action

Cómo se manifiesta el estrés en la piel

Nuestra salud emocional está estrechamente conectada con la salud de nuestra piel. Esto se debe a que nuestro sistema nervioso central no solo reacciona ante los agresores externos, también puede desencadenar respuestas a situaciones que se originan dentro del propio organismo. Un ejemplo de ello es la inflamación neurógena. Este tipo de inflamación (que viene acompañada de enrojecimiento de la piel, acaloramiento, hinchazón y dolor) se desencadena por las neuronas de las fibras C del sistema nervioso periférico al haber sido estimuladas por el estrés, en lugar de por una respuesta inmunológica.

La inflamación neurógena está relacionada con la rosácea, una afección vascular crónica de la piel muy común. Esto se debe a que la inflamación neurógena da lugar a la liberación de mediadores, capaces de activar los mastocitos (células inflamatorias asociadas con los nervios sensitivos de la piel). Simultáneamente, los mastocitos liberan mediadores que pueden excitar y estimular las fibras C, aumentando el estrés psicológico y, por tanto, generando una retroalimentación que puede hacer que la enfermedad se cronifique.

Con 45 millones de adultos afectados en todo el mundo, el enrojecimiento de la piel causado por la rosácea se ha vinculado al estrés desde hace mucho tiempo. Dada la prevalencia de esta enfermedad —y las presiones añadidas a raíz de la pandemia mundial—, la demanda de productos calmantes para la piel está en auge. Según una investigación, el 49 % de las italianas y el 52 % de las españolas muestra interés por productos de belleza y aseo personal que les ayude a relajarse, y este dato es anterior al comienzo de la pandemia (Mintel, 2020).

Calma por dentro y por fuera

Sin embargo, esta noción de cuidado «calmante» de la piel está adquiriendo un carácter más polifacético en el contexto de la pandemia mundial. Naturalmente, las enfermedades como la rosácea requieren tratamientos para calmar la piel, pero teniendo en cuenta que esta reacción está causada por el estrés, es preciso adoptar un enfoque holístico de cuidado «calmante». Los consumidores buscan productos que calmen la piel y la mente como parte de un enfoque integral del bienestar.

Esta hipótesis se confirma con los hábitos de compra de los consumidores desde el inicio de la crisis. Mientras que la venta de determinados productos de belleza y cuidado personal sufrió una ligera caída durante el confinamiento, otros productos, especialmente los relacionados con el cuidado personal, acapararon mayor atención. Por ejemplo, en el Reino Unido, el 45 % de la población de entre 16 y 34 años ha realizado un mayor número de actividades de belleza y cuidado personal para reducir el estrés y la ansiedad desde que comenzó la pandemia (Mintel, 2020). Este dato coincide con las predicciones de Mintel en su informe Wellbeing sobre los factores clave de las tendencias globales sobre bienestar, donde se explica que los consumidores optan por productos antiestrés, calmantes y reconfortantes ante el temor que provoca la COVID-19. 

Sin embargo, existe una última dimensión que añadir a esta tendencia: la sostenibilidad. Además de la mayor preocupación por la salud entendida de manera holística, los consumidores quieren productos que cuiden tanto del medioambiente como de la piel. Desde el comienzo de la crisis de la COVID-19, el 25 % de los adultos estadounidenses, el 46 % de los surcoreanos y el 46 % de los brasileños ha concedido una mayor prioridad al cuidado del medioambiente, lo que indica un cambio a escala mundial (Mintel, 2020).

Calmar el enrojecimiento de la piel de manera natural

Agascalm™ es un ingrediente activo natural derivado de la planta Agastache mexicana, que pertenece a la familia Lamiaceae y procedente de México. Empleada tradicionalmente para tratar el estrés psicológico, Provital ha aprovechado el poder de esta extraordinaria planta para crear un ingrediente activo que calma la piel y la mente. En test in vivo, mediante una evaluación realizada con una técnica de iluminación con polarización cruzada, se ha demostrado que la aplicación del producto reduce un 10 % el enrojecimiento de la piel causado por enfermedades como la rosácea.

Asimismo, el origen de las materias primas que componen Agascalm™ es un claro ejemplo del compromiso de Provital con la sostenibilidad. Para obtener los productos botánicos que componen el activo, Provital trabaja con agricultores ecológicos en Querétaro (México). Mediante una colaboración con la Universidad Autónoma de Querétaro y con el colectivo de mujeres agricultoras locales Mujeres y Ambiente, Provital ayuda a empoderar a las comunidades y a proteger el medioambiente.

En Junio de 2020, esta iniciativa fue galardonada con el Premio Ecuatorial del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y de la Iniciativa Ecuatorial. Según el jurado, el trabajo que ha realizado Provital con Mujeres y Ambiente y la Universidad de Querétaro constituye «un excelente ejemplo de soluciones locales basadas en la naturaleza para abordar el cambio climático y promover el desarrollo sostenible». La asociación Mujeres y Ambiente recibirá 10 000 dólares y los galardonados recibirán un homenaje en los eventos que tendrán lugar durante la Semana Mundial del Clima en la ciudad de Nueva York, en paralelo a la Asamblea General y la Nature Summit de las Naciones Unidas.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.