Cocreando Belleza Natural

Combatir la hiperseborrea de forma natural

La hiperseborrea es una condición de la piel derivada de la producción excesiva de sebo por las glándulas sebáceas, que se produce especialmente en el rostro y el cuero cabelludo. Esto crea una capa grasa que puede ocasionar una piel inflamada, brillante y sensible o un cabello difícil de peinar. En el rostro, esto pude desembocar en acné o dermatitis seborreica y en el cabello, en caspa o alopecia seborreica. La hiperseborrea puede afectar considerablemente a la autoestima y al bienestar general de la persona que la padece, por ello, es importante tratar este problema de forma suave y efectiva.  

Los factores ambientales y emocionales pueden influir en la hiperseborrea. El calor, la contaminación y los radicales libres pueden causar reacciones en la piel y los investigadores han descubierto que las personas que sufren de estrés o ansiedad pueden tener glándulas sebáceas hiperactivas. Teniendo en cuenta los frenéticos estilos de vida modernos, las personas propensas a padecer hiperseborrea están ansiosas por encontrar formas viables de lidiar con esta enfermedad a largo plazo. Un enfoque natural podría ser la solución.

New Call-to-action

Tratamientos tradicionales para la hiperseborrea

En el pasado, los dermatólogos prescribían medicamentos para tratar la hiperseborrea, entre otros, tratamientos tópicos, como la tioxolona, o cápsulas, como la isotretinoína. En casos más graves, los dermatólogos recetan tratamientos hormonales o de esteroides para controlar la producción de sebo. Para los pacientes preocupados por el cuero cabelludo, el champú con azufre también es un tratamiento habitual.

Como es lógico, muchas de las personas que sufren de hiperseborrea preferirían usar soluciones más suaves para combatir el acné o la caspa. Además, los tricólogos sostienen que un uso prolongado de champú con azufre puede ser contraproducente, ya que el cuero cabelludo y el cabello pueden secarse en exceso. Por otro lado, el uso a largo plazo de tratamientos tópicos o cremas de esteroides puede producir una pérdida de espesor de la epidermis, lo que la vuelve frágil y sensible.

¿Existe una solución natural?

Según un informe sobre la belleza y el cuidado personal en Reino Unido elaborado por Mintel en 2019, el 52 % de los consumidores de este sector busca productos realizados con ingredientes naturales. A la luz del aumento de la preferencia por los extractos naturales, no es de extrañar que la gente esté pendiente de soluciones naturales para los problemas como la hiperseborrea. Esto es especialmente cierto porque estos problemas se asocian a la sensibilidad de la piel y un número cada vez mayor de consumidores cree que los productos químicos agresivos empeoran dicha condición.

Una posible solución es la aplicación tópica de miel. En un estudio desarrollado en los Emiratos Árabes Unidos, se indicó a un grupo de 30 pacientes con dermatitis seborreica en el cuero cabelludo, la frente y el torso que aplicaran una mezcla de miel al 90 % y agua caliente al 10 % diariamente. Este proceso se repitió durante cuatro semanas. Tras esto, los investigadores observaron una desaparición casi total del prurito y del enrojecimiento de las zonas afectadas.

Otra posible solución es uno de los productos favoritos de todos los tiempos: el aceite de árbol de té. Este aceite esencial, que se obtiene del árbol Melaleuca alternifolia, originario de Australia, posee propiedades antimicrobianas naturales. Se cree que reduce las bacterias de la epidermis que producen las imperfecciones y la caspa y que calma el enrojecimiento, la hinchazón y la inflamación. También hay pruebas que sugieren que el aceite de árbol de té puede disminuir las cicatrices del acné.

El aceite de árbol de té es un ingrediente fundamental de Trikenol™ Plus de Provital. Se trata de una mezcla sinérgica de dos ingredientes procedentes de plantas, el terpinen-4-ol y el extracto de sauce, enriquecida con derivados salicílicos (que muestran una actividad natural contra el acné). Se ha demostrado que el terpinen-4-ol, que se obtiene mediante la destilación fraccionada del aceite de árbol de té, es un agente antiinflamatorio y antimicrobiano.

Un enfoque personalizado para el control de sebo

No cabe duda de que existen soluciones naturales atractivas para tratar la hiperseborrea. Algunos ingredientes, como el aceite de árbol de té y la miel, cuentan con una actividad antimicrobiana natural que puede paliar los síntomas. Sin embargo, si las marcas quieren fabricar productos realmente exitosos, deben examinar con atención el perfil de los consumidores con hiperseborrea. Por ejemplo, un producto específico para los cambios de estación podría proteger contra algunos factores ambientales. Asimismo, en lo relativo a los factores estresantes (o estresores) internos o emocionales, las marcas deberían considerar las fórmulas antiestrés o para mejor el estado de ánimo.

En todo caso, las marcas deben ser creativas. Hay un vacío de mercado para responder a las necesidades a largo plazo de los consumidores que padecen hiperseborrea y las marcas podrían satisfacer estas demandas en varios sentidos empleando activos naturales.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.