Cocreando Belleza Natural

Actualmente el hydrobooster nos protege gracias a la ciencia y la simplicidad

Los productos hidratantes siempre han gozado de una amplia penetración en el mercado. En todas las zonas geográficas, los reclamos de hidratación solo van ligeramente por detrás de las soluciones de origen botánico/vegetal en el ámbito del desarrollo de nuevos productos, salvo en la región Asia-Pacífico, donde van a la cabeza (Mintel, 2020). Apelando a un diverso grupo de consumidores de distinto origen étnico y género, abundan en el sector del cuidado del rostro y el cuello reclamos como «hidratación intensa», «hydrobooster» e «hidratación profunda».

Asimismo, con la llegada de la pandemia del coronavirus se ha disparado la demanda de productos hidratantes. Para el 10 % de los adultos que invierte más en productos cosméticos desde el comienzo de la crisis, el cuidado facial se situaba entre las tres principales categorías, y el 30 % de las consumidoras de productos para el cuidado facial decía hacer un mayor uso de soluciones hidratantes (Mintel, 2020). Teniendo en cuenta la sequedad y la irritación que puede producir el uso prolongado de la mascarilla, quizás este dato no resulta sorprendente.

Sin embargo, el comportamiento de los consumidores durante la pandemia mundial ha generado una compleja red de nuevas demandas, relacionadas más concretamente con la inmunidad y el bienestar en general. Para dejar huella en el mercado de la pospandemia, los reclamos de hidratación deben reforzarse con un mensaje de seguridad, transparencia y prácticas éticas. Por otra parte, hacer hincapié en la simplicidad atraerá a un abanico más amplio de consumidores. En este artículo, estudiamos esta tendencia con más detenimiento.

Hidratación y protección a nivel molecular

Por supuesto, la pandemia ha traído consigo una mayor preocupación por la salud en general. Según un estudio realizado por Mintel, el 58 % de las estadounidenses afirma que el suplemento ideal debe tener propiedades que mejoren el sistema inmunitario. Asimismo, los reclamos inmunológicos o microbianos resultan cada vez más atractivos: los consumidores comprenden cómo las bacterias naturales presentes en el organismo combaten las bacterias tóxicas y los virus. Además de la mayor demanda de hidratación existente, el hecho de que el hydrobooster aumente el microbioma constituye una propuesta muy interesante para el desarrollo de nuevos productos, ya que es capaz de atender la preocupación del consumidor desde dos enfoques distintos.

Sin embargo, estos reclamos deben contar con una evidencia científica sólida. Ante la crisis del coronavirus, los consumidores recurren a los científicos y expertos más que nunca. Por ejemplo, el 85 % de los consumidores indonesios muestra interés por productos científicamente probados, y este dato es anterior al comienzo de la pandemia (Mintel, 2019). Para atender la demanda de seguridad e higiene de los consumidores, la innovación y la certificación son factores clave. Con el apoyo de los dermatólogos y los organismos reguladores, las marcas pueden ganarse la confianza de la población. Lo mismo ocurre con los reclamos de productos naturales u orgánicos que son igualmente potentes, y donde la certificación ecológica claramente transmite un mensaje de seguridad, prácticas éticas y responsabilidad corporativa.

La calidad y la cantidad son factores clave

Pese a que haya aumentado la demanda de productos hidratantes, en realidad se trata de un segmento más específico de los consumidores. Como hemos mencionado, solo el 10 % de los adultos ha invertido más en productos para el cuidado facial desde que comenzó la pandemia, a pesar de la obligación de aumentar la higiene. Por tanto, queda un 90 % de la población cuyos hábitos de gasto siguen siendo los mismos o incluso se han reducido. Teniendo en cuenta las últimas previsiones económicas, es esencial que las marcas también se esfuercen por satisfacer las demandas de los consumidores que están simplificando sus rutinas faciales.

Se trata de una estrategia de especial importancia cuando hablamos de los consumidores de los mercados emergentes. Por ejemplo, Indonesia constituye una enorme base de consumidores, aunque el 72 % de los consumidores indonesios coincide en que el número de productos de belleza del mercado puede ser abrumador (Mintel, 2020). Por tanto, a la hora de buscar productos esenciales, como pueda ser una crema hidratante, la simplicidad es la clave: reforzado por la tendencia de belleza coreana «skip care», crear productos limpios y naturales que encajan en las rutinas minimalistas puede ser una jugada maestra.

Hydromanil, el hydrobooster idóneo para el momento actual 

El interés de los consumidores en productos que favorecen el equilibrio bacteriano no es en vano: la piel y sus bacterias mantienen una importante relación simbiótica. Las bacterias presentes en la superficie de la piel son fundamentales para mantener el equilibrio y la salud. Por ejemplo, la bacteria Staphylococcus aureus, una de las especies aisladas con mayor frecuencia del epitelio humano, es capaz de generar respuestas inflamatorias en las células cutáneas. Por tanto, mantener el equilibrio bacteriano de la piel es fundamental para la salud cutánea.

El ingrediente activo Hydromanil™ de Provital está diseñado para favorecer el delicado equilibrio bacteriano de la piel. Sintetizado con dos gomas naturales, Hydromanil™ crea un efecto filmogénico en la superficie cutánea, manteniendo las bacterias comensales de la piel en su estado natural. Además, este hydrobooster captura y retiene el agua y la asimila en la piel. Esto se consigue gracias a la tecnología Matrix 3D, que tiene un efecto hidratante tanto en las capas superficiales como en las más profundas de la piel. A su vez, mantiene las defensas naturales de la piel, protegiendo la epidermis de los agresores externos y de los entornos severos. 

Como hemos visto, Hydromanil™ es un potente ingrediente multiuso que satisface la demanda de acción microbiana y de hidratación en una solución «todo en uno». Gracias a ingredientes activos como Hydromanil™, las marcas de productos para el cuidado de la piel pueden atender las complejas y cambiantes demandas de los consumidores en un contexto de pandemia.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.