Cocreando Belleza Natural

La simbiosis industrial crea oportunidades para la nueva generación

Desvincular el uso de los recursos del crecimiento económico constituye un reto fundamental a la hora de crear un futuro sostenible. En este contexto, la simbiosis industrial tiene un enorme potencial: gracias a iniciativas donde dos o más empresas entablan relaciones mutuamente beneficiosas, podemos reducir los residuos. Un buen ejemplo de ello es cuando una empresa utiliza de manera productiva un flujo de materiales que otros consideran residuos.

Estas iniciativas cuentan con el respaldo de nuevos órganos legisladores tanto a escala nacional como internacional. Por ejemplo, el Pacto Verde Europeo ha establecido un plan de acción para impulsar el uso eficiente de los recursos mediante el paso a una economía circular. Asimismo, España ha elaborado planes dentro del marco de España Circular 2030 para promover las infraestructuras verdes.

 

En Provital llevamos más de una década trabajando en materia de sostenibilidad. Actualmente, nuestra estrategia se centra en el desarrollo social, la producción sostenible y en cómo podemos innovar para lograr una cadena de producción sostenible. En estos momentos, inspirados por el concepto de economía circular y con el respaldo de estas medidas legislativas, estamos reflexionando sobre cómo estas ideas pueden crear oportunidades para un futuro sostenible.

Oportunidades en el abastecimiento sostenible de las materias primas

Provital ha participado en el Protocolo de Nagoya de las Naciones Unidas. El objetivo de este proyecto es fomentar el acceso y la participación en los beneficios, donde las empresas llegan a acuerdos con los productores y las comunidades locales de las que se obtienen las materias primas. La finalidad es evitar la explotación, pagar precios justos y promover la biodiversidad. Un claro ejemplo de ello es nuestro proyecto en México, en colaboración con Mujeres y Ambiente y la Universidad Autónoma de Querétaro, donde trabajamos con agricultores locales para obtener plantas endémicas.

En el contexto de la economía circular, este tipo de simbiosis industrial cobra más sentido aún. Si pudiésemos llevar estas iniciativas más allá —por ejemplo, usando subproductos derivados de la industria agroalimentaria local—, podríamos contribuir a reducir el consumo de recursos y seguir apoyando a los productores. Esto también crea la necesidad de nuevos procesos (secado, conservación, manipulación, etc.), que suma los argumentos económicos a los de carácter ambiental.

Cómo puede la simbiosis industrial crear un futuro mejor para los jóvenes

Esta noción de creación de empleo es fundamental para los argumentos económicos en relación con la economía circular. Estos procesos crean oportunidades para una nueva generación adaptable, que prioriza la sostenibilidad. Sin duda, todo esto va a requerir formación, pero, si contamos con el compromiso que observamos en los jóvenes de cuidar nuestro planeta, esta creación de empleo ofrece interesantes oportunidades.

Además, estas oportunidades no solo residen en la naturaleza, sino también —y quizás de manera crucial— en la ciencia. La tecnología nos permite una mayor conectividad para encontrar más información y promueve la innovación en los departamentos de I+D. Todo esto nos proporciona nuevas herramientas para investigar, nuevas formas de trabajar, nuevos productos y nuevos procesos. Gracias a la agilidad de los nativos digitales, contamos con nuevas oportunidades para combinar naturaleza y ciencia a fin de crear un futuro más sostenible a través de la economía circular.

Respuesta a las nuevas demandas con nuevas posibilidades

Para convertir este futuro circular en realidad, debemos desalentar la visión de que la sostenibilidad supone un coste. Al contrario, debe contemplarse como una oportunidad y una inversión que crea una economía sostenible y un futuro medioambiental para una nueva generación. Asimismo, este imperativo no solo está impulsado por los expertos en medioambiente. Ahora el consumidor final es más consciente de la importancia de la sostenibilidad que nunca.

Para responder a esta demanda y crear estas oportunidades, la simbiosis industrial en toda la cadena de valor resulta esencial. Los productores, los fabricantes y las marcas deben trabajan conjuntamente para utilizar los recursos que tenemos a fin de obtener todo su potencial. Una generación nueva y creativa es fundamental para ello y, si ahora ponemos en marcha estos proyectos, podemos comenzar a sentar las bases de un futuro más prometedor para nuevos talentos.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.