Cocreando Belleza Natural

El movimiento slow beauty: definición del término «slow»

La opción de un estilo de vida slow es algo cada vez más frecuente en las nuevas generaciones. Beber menos alcohol, comer más verduras, reducir el consumo de carne, meditar a menudo, disfrutar haciendo punto, practicar deporte habitualmente, etc. Así es como describimos a quienes llevan una vida slow: generalmente adultos de entre 20 y 29 años. El estilo de vida slow está ganando terreno rápidamente en todos los ámbitos, y en los últimos años, la definición de salud y bienestar se ha vuelto más holística. Como resultado, las marcas están cambiando sus estrategias de marketing para enfatizar el bienestar del consumidor, inspirando un movimiento de belleza slow.

Este enfoque holístico incluye la comida, la moda, la belleza, el cuidado personal y doméstico, los viajes, la tecnología de consumo, el ocio, la hostelería, el comercio minorista, las finanzas, etc. Ha obligado a todos los sectores a entrar en el marketing del bienestar. En otras palabras, los estilos de vida saludables están en auge. Los consumidores buscan productos que se centren en lo natural y lo auténtico, y rechazan todo lo artificial o procesado. Persiguen un estilo de vida saludable como modo de encontrar el equilibrio en medio de la incertidumbre global que viven hoy día. Desde 2015, el estilo de vida saludable se menciona cada vez más y muestra un crecimiento total del 1470 %. Es obvio que los consumidores están cada vez más preocupados por llevar estilos de vida holísticos y saludables.

New Call-to-action

La slow beauty es el nuevo factor de influencia

El término slow beauty se ha vuelto más popular que nunca. Las menciones en Internet se han disparado. Desde 2015, las menciones de la slow beauty en las redes sociales se han incrementado en más de un 29 000 %. Sin embargo, los consumidores están divididos en lo que respecta al significado de slow beauty. Han surgido muchas definiciones en las que se incluyen los productos ecológicos, libres de crueldad animal y con ingredientes orgánicos. En general, parece que a los consumidores les interesan más los productos slow para el cuidado de la piel que en el caso del maquillaje. En el debate acerca de los ingredientes dañinos para la piel y el cuerpo en general, los parabenos son el más mencionado.

La slow beauty forma parte de un estilo de vida ecológico y saludable al que aspira mucha gente. Abarca productos que no son tóxicos y no contienen ingredientes que causen efectos nocivos para la salud. Hay un nuevo estándar de belleza, llamado sencillamente «slow». Slow significa natural, y natural significa seguro, y es precisamente seguridad la gente joven busca en los productos actualmente. En Provital somos muy conscientes de esta necesidad de los consumidores, razón por la que confiamos en los tesoros de la naturaleza: las flores y las plantas, extraídas de la naturaleza y convertidas en activos, son la esencia de nuestros productos, como nuestro principio activo Xeradin, certificado por Ecocert.

La estadística muestra que el 52 % de las personas adultas en Estados Unidos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años cree que los productos naturales son más seguros que los convencionales. El 56 % de las personas que utiliza productos naturales y orgánicos señalan que los «productos slow» son un indicador de que el producto es natural. El concepto slow es un factor de gran influencia y la cosmética slow está por todas partes: en la televisión, en las redes sociales e incluso en los libros más vendidos. El 49 % de las personas adultas estadounidenses de entre 18 y 24 años busca productos de belleza slow, y está claro que lo slow es la última tendencia en belleza.

¿Cuál es el futuro de la slow beauty?

Para sobrevivir, las marcas deben hacer dos cosas: ser transparentes y tener conciencia ecológica. Para infundir confianza mediante la transparencia sobre sus ingredientes, hay que promover ingredientes naturales/orgánicos, explicar de dónde se obtienen los ingredientes y cuáles son sus propiedades y, por último, obtener certificaciones si es posible. Al promover un mensaje de conciencia ecológica, las marcas no deben limitarse al producto y a la lista de ingredientes libres de determinadas sustancias, de este modo podrán destacar en un campo abarrotado de marcas slow. Esto también implica comprometerse con un conjunto de acciones éticas y ecológicas con las que se identificarán cada vez más jóvenes consumidores que creen en el movimiento de la slow beauty.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.