Cocreando Belleza Natural

Dale un impulso a tu tratamiento de belleza «clean» con aceite de girasol para el cabello

Vivimos en un mundo difícil: los factores ambientales, como el cambio climático, el riesgo de pandemias y unos exigentes estilos de vida, someten nuestros cuerpos a un gran estrés. Este estrés se manifiesta en nuestra piel y nuestro cabello, que se vuelven opacos, frágiles o irritados. Así, debido a que los productos con propiedades protectoras o curativas son cada vez más populares, la demanda se ha reforzado. Es por esto por lo que el aceite de girasol para el cabello está recabando una considerable atención. Este ingrediente, rico en antioxidantes, protege el cuero cabelludo y nutre el cabello.

Los ingredientes sensoriales, como el aceite de girasol, también ayudan a relajarse. Gracias a las propiedades de limpieza profunda y antiestrés de los aceites naturales se consigue un ritual de cuidado personal para el cabello con una textura suave y una fragancia que mejora el estado de ánimo. En este artículo, estudiaremos con más detenimiento esa tendencia y por qué este ingrediente se está convirtiendo en el gran protagonista del movimiento de belleza «clean».

Por qué los consumidores quieren productos capilares que protejan

Según un estudio reciente elaborado Mintel y titulado con humor Airpocalypse Now, el 42 % de los consumidores del Reino Unido afirma que está preocupado por el nivel de contaminación atmosférica al que está expuesto. Además, un 11 % de las mujeres que viven en ciudades aseguran que están preocupadas por cómo afecta el daño ambiental específicamente a su cabello. Junto con esta creciente inquietud por los contaminantes, ha aumentado el interés por los productos naturales y orgánicos. En la actualidad, el 64 % de los consumidores alemanes compra productos naturales para evitar las sustancias químicas innecesarias (Mintel, 2018).

Además, este mercado está creciendo. La atracción por productos naturales o que protegen contra la contaminación ha aumentado un 19 % entre los hombres jóvenes en este periodo. Sin embargo, las marcas no están consiguiendo responder a esta demanda. En 2019, solo el 7,6 % de los lanzamientos de productos de cuidado capilar masculino incluyó reclamos relativos a la protección, frente al 12,9 % del 2017. Esto supone una oportunidad sin explotar para las marcas dirigidas a hombres jóvenes. 

Pese a todo, los consumidores no solo desean productos que los protejan, también quieren salvaguardar el medioambiente. Hoy en día, los productos para el cabello sólidos o sin agua con un envasado limitado despiertan cada vez más interés. Asimismo, según otro estudio de mercado, el 55 % de los consumidores británicos prefiere comprar productos con poco o ningún embalaje de plástico (Mintel/Lightspeed, 2019).

Cómo el aceite de girasol satisface la demanda

Las estadísticas no mienten: los consumidores concienciados quieren productos para el cuidado capilar que protejan y cuiden no solo sus cuerpos, sino también el medioambiente. Por ello, el aceite de girasol para el cabello revela un valioso potencial. Gracias a su contenido en vitamina E, sesamol y ácido oleico, otorga una intensa dosis de antioxidantes que previene la rotura y favorece el crecimiento del cabello (Rele et al, 2004). Por añadidura, se ha demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias que reducen la caspa y calman el prurito del cuero cabelludo.

A modo de anécdota, mucha gente ha comentado que el champú de aceite de girasol es muy hidratante. Su aroma agradable y su textura placentera evocan la esencia de la belleza natural, creando una experiencia de cuidado personal revitalizadora. Tras su aplicación, las puntas abiertas adquieren un aspecto más uniforme y el cabello queda más suave y fácil de manejar.

Belleza en estado puro

Muchas marcas están aprovechando el poder del aceite de girasol y Provital no iba a ser menos. Tanto Vitaoils Plus como Vitaoils Repair, de nuestra línea CareMotives, combinan aceites naturales con numerosas propiedades, como las fórmulas de cuidado capilar de aceite de girasol, que son extremadamente nutritivas. Debido a la gran concentración de vitamina E y ácidos grasos esenciales del aceite de girasol, este ingrediente repara y mantiene la humedad de forma activa y es perfecto para combinarse con champús sólidos hidratantes. Teniendo en cuenta la demanda de productos capilares que protejan nuestros cuerpos y nuestro planeta, las marcas de belleza deberían recurrir a las potentes propiedades de protección del aceite de girasol para inspirarse.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.