Cocreando Belleza Natural

Cómo aportan las flores de algodón la suavidad que las consumidoras desean en el cuidado de su cabello


La crisis del COVID-19 ha dado paso a todo un nuevo paradigma del auto-cuidado. Al permanecer confinadas en sus hogares y privadas de sus rituales de auto-cuidado, las consumidoras han tenido que replantearse cómo llevarlos a cabo. El cabello encrespado, seco y de aspecto descuidado es un síntoma específico al que cada vez más personas se refieren como ‘cabello COVID’, causado por la imposibilidad de sanearse el cabello durante el confinamiento. La crisis continúa y con ella la necesidad de darle al cabello un poco de cariño desde el ámbito doméstico. Para responder a esta necesidad hemos encontrado una solución que mitiga estos efectos negativos: la suavidad de la flor de algodón puede ser la respuesta a las necesidades de las consumidoras. Pero, antes de presentar este ingrediente, veamos el contexto de la situación actual. 

La era del COVID-19 ha provocado un aumento en la demanda de tratamientos domésticos de calidad profesional. Al sufrir las consecuencias del confinamiento sobre sus necesidades físicas y emocionales, las consumidoras buscan formas de relajarse en su propio hogar. Por ejemplo, en Estados Unidos, el 59% de las mujeres entre 18 y 34 años afirman que el bienestar mental se ha convertido en su mayor prioridad desde el inicio de la pandemia (Mintel, 2020). Como la tendencia a quedarse en casa se ha convertido en la ‘nueva normalidad’, la necesidad de tratamientos de auto-cuidado en casa está en alza. Pero ¿cuáles son las fórmulas específicas que más destacan?

Combatir el ‘cabello COVID’ con un buen acondicionador

Las puntas secas y abiertas conocidas como cabello COVID son un síntoma de los cambios que ha experimentado el estilo de vida de las consumidoras durante el pasado año. Este fenómeno sugiere que, durante los próximos meses, la necesidad de nuevos productos acondicionadores de calidad será una de las mayores preocupaciones de las consumidoras a nivel mundial. Esto se debe a diversas razones: según Mintel, al 57% de las consumidoras le preocupan los signos de envejecimiento en el cabello, un 54% se preocupa por el cabello dañado o seco y una gran proporción de ellas por el cabello rebelde. 

Por supuesto, todas estas quejas están relacionadas con la falta de hidratación. La importancia de la información sobre la hidratación y la nutrición del cabello está tomando nuevas dimensiones debido a la pandemia y, en cierto sentido, alimentar el cuerpo y el alma está conectado con el auto-cuidado. El cabello está experimentando especialmente un proceso en el que su salud y cuidados se equiparan con los de la piel, al considerarse un órgano tan delicado como ésta, por lo que la hidratación se ha convertido en un requisito fundamental. Esto se refleja en los hábitos de consumo: según el estudio anteriormente mencionado, el 30% de las consumidoras se aplica un tratamiento semanal profundo con acondicionadores en casa. 

Sin embargo, durante la pandemia, las demandas de las consumidoras también han adquirido otra dimensión: su clara preferencia por los productos naturales y sostenibles. Cuidados y naturaleza se están convirtiendo en sinónimos, ya que las consumidoras desean dejar de lado las inacabables sesiones en Zoom y dedicarse más tiempo a sí mismas para sanar; se trata de un hecho generalizado que se está produciendo nivel mundial. Muchas consumidoras perciben la pandemia como un síntoma de nuestra negligencia en el cuidado del medioambiente. Según una encuesta llevada a cabo por Accenture, el 60% de las consumidoras afirma que, desde el inicio de la pandemia, ‘ha experimentado una evolución drástica’ en cuanto a sus hábitos de consumo, seleccionando más productos respetuosos con el medioambiente, sostenibles o éticos.

Nutrición suave y natural con flores de algodón

La necesidad de un acondicionador profundo, suave y natural hace que las flores de algodón representen una propuesta verdaderamente atractiva en el mercado de los cuidados del cabello. Por naturaleza, relacionamos el algodón con la suavidad y la sencillez, enviándole a la consumidora un claro mensaje de belleza limpia y pura. El algodón utilizado en Cotton Extract de Provital procede de fuentes sostenibles, respondiendo a las demandas de las consumidoras de productos suaves con el cabello y con el medioambiente. 

Además, las flores de algodón tienen potentes propiedades acondicionadoras debido a sus proteínas de alto y de bajo peso molecular. Las proteínas de bajo peso molecular tienen la capacidad de penetrar en el córtex de la fibra capilar, lo que las hace ideales para reparar, fortalecer y proteger las fibras capilares desde el interior. Por otro lado, las proteínas de peso molecular alto protegen y suavizan el cabello debido a su capacidad para formar una fina película sobre la superficie del mismo. 

Las marcas deberían plantearse incidir en las cualidades de las flores de algodón como ingrediente héroe. Como parece que los efectos de la pandemia afectarán a las pautas de compra de los consumidores definitivamente, la industria del sector debe estar preparada para satisfacer sus demandas con decisión.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.