Cocreando Belleza Natural

Innovación para lograr una cadena de producción ética en el sector de la belleza y el cuidado personal

Ahora más que nunca, los consumidores conscientes esperan que las marcas tengan una conducta empresarial ética. Estos consumidores realmente buscan ingredientes que sean naturales y seguros, y además someten la cadena de producción a un escrutinio cada vez mayor. Ahora los consumidores saben que el hecho de que un ingrediente sea natural no significa que su origen sea sostenible, lo cual requiere una importante innovación en la cadena de producción.

Asimismo, los consumidores desean que las marcas adquieran el mismo nivel de responsabilidad social que de consciencia ambiental. Por ejemplo, en Estados Unidos, el 65 % de los millennials más jóvenes cree que las marcas deben comprometerse con cuestiones sociales (Mintel, 2020). Esto significa que las marcas deben considerar el impacto socioeconómico de sus prácticas de abastecimiento. Por ejemplo, ¿la obtención de materias primas garantiza una distribución justa y equitativa de los recursos naturales de la zona? ¿De qué manera beneficia la participación de la marca a la comunidad que produce los recursos?

Las marcas de belleza deben tener en cuenta cómo pueden analizar la sostenibilidad de su cadena de producción e incorporar proyectos de responsabilidad social, y cómo, en última instancia, estas iniciativas pueden conducir a la optimización de toda la red de la cadena de producción. A menudo, una cadena de producción innovadora es la clave para obtener beneficios de manera global, tanto desde el punto de vista ambiental como social y financiero. Provital está haciendo lo que le corresponde para crear una cadena de producción con una mentalidad más ética. Aquí te contamos cómo.

Evaluación de la sostenibilidad innovadora

En Provital, la piedra angular de la innovación en la cadena de producción es nuestro análisis de riesgos en materia de sostenibilidad. Medimos los riesgos relacionados con la sostenibilidad que están asociados con nuestra cadena de producción a través de una nueva herramienta que analiza el posible impacto ambiental de la extracción de la materia prima en función del proveedor. A esto le sigue la elaboración de un detallado plan de medidas de mejora para aquellas materias que presentan un mayor riesgo para la sostenibilidad.

Desde el año pasado, Provital ha evaluado el 48 % de la totalidad de las materias primas. Con respecto al volumen total de compra de 2019, hemos evaluado el 67 % de todas las materias primas adquiridas. En reconocimiento al compromiso que ha contraído la empresa con las prácticas éticas y el desarrollo sostenible, la organización Union for Ethical BioTrade (UEBT) renovó nuestro certificado de miembro en 2019.

Asimismo, Provital ha sido el primer proveedor de ingredientes cosméticos en obtener una certificación que se ajusta plenamente al Protocolo de Nagoya sobre Acceso y Participación en los Beneficios. De cara al futuro, nuestro objetivo es mantener este estatus y llevar a cabo más proyectos que distribuyan de manera justa y equitativa los recursos naturales y seguir desarrollando ingredientes activos de alta calidad.

Caso práctico de innovación en la cadena de producción: Provital y Mujeres y Ambiente

Un interesante ejemplo de cómo Provital está aplicando la innovación de manera ética en la cadena de producción es nuestro proyecto con Mujeres y Ambiente en Querétaro (México). Eulalia Moreno, junto con sus dos hijas, fundó esta organización en 2010. Con la ayuda de la Universidad Autónoma de Querétaro, se fundó este grupo para mejorar las oportunidades económicas de las mujeres de la zona utilizando procesos de cultivo respetuosos con el medioambiente.

Cuatro años después de la fundación de Mujeres y Ambiente, Provital unió sus esfuerzos con el grupo a fin de cultivar materias primas para obtener nuestros ingredientes activos. Ahora, esta excepcional microempresa suministra a Provital plantas medicinales y plantas aromáticas de cultivo sostenible, incluido el potente ingrediente botánico Agastache Mexicana, que es la principal materia prima de nuestro ingrediente activo Agascalm™. Esta asociación contribuye a sacar a esta comunidad de la pobreza, promover la igualdad de género y proteger el planeta.

En la actualidad, nos enorgullece que el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) siga destacando Provital y nuestro proyecto en México como ejemplo de proyecto de acceso y participación en los beneficios de conformidad con el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Protocolo de Nagoya. Con estos principios y prácticas éticas, Provital se esfuerza por garantizar que la responsabilidad social y la sostenibilidad sean el eje central en los puntos clave de nuestra innovadora cadena de producción.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.