Cocreando Belleza Natural

Por qué las marcas deberían obtener certificaciones cosméticas halal

El término halal se refiere principalmente a conceptos de la industria alimentaria que cumplen con las normas tradicionales musulmanas. Una certificación halal califica productos que están permitidos por la ley islámica, según lo dispuesto en el Corán. De hecho, los productos halal no se limitan a los alimentos, ya que esas normas se pueden aplicar a cualquier cosa que contenga ingredientes de origen animal o vegetal. Por eso, las certificaciones cosméticas halal son cada vez más habituales.

Son halal todos los ingredientes permitidos, en contraposición a los no permitidos, que se denominan haram. De modo que uno de los criterios para obtener una certificación halal es evitar los ingredientes haram, como las sustancias embriagantes o estupefacientes o el cerdo, entre otros. Además, los animales empleados en los ingredientes deben haber sido sacrificados según el rito establecido, para minimizar su sufrimiento. En este artículo te contamos por qué las certificaciones halal son cada vez más importantes en la industria de belleza y de cuidado personal.

El concepto de halal va más allá de la religión

En principio, el término halal deriva de la doctrina musulmana y describe todo lo que es lícito y está permitido según la ley islámica. Más concretamente se usa de forma extendida para definir reglas sobre la dieta. Sin embargo, los productos halal están llegando cada vez más a consumidores no musulmanes, al considerarse sinónimo de responsabilidad social, respeto por el medioambiente y bienestar animal. De ahí el reconocimiento y la gran demanda de las etiquetas halal.

En consecuencia, esta certificación ha superado su origen religioso y ya no se dirige solo a los consumidores musulmanes, sino también a los consumidores respetuosos con el medioambiente y que no apoyan la experimentación en animales.La certificación halal es una etiqueta conocida en todo el mundo que confirma que los productos alimentarios o cosméticos cumplen con los requisitos y las restricciones halal.

Descripción básica de los requisitos halal

Para que un artículo o producto con ingredientes de origen animal o vegetal se considere halal debe cumplir con una serie de normas dispuestas en el Corán. Algunas de las limitaciones son:

  • En lo que respecta a las materias primas cárnicas, los productos halal no pueden contener carne de animales muertos, de cerdo, de animales salvajes o carnívoros ni de aves de presa. Esto también se aplica a las gelatinas y fluidos de dichos animales. 
  • Los animales deben haber sido sacrificados según la ley islámica, que indica, entre otras pautas, que se debe acabar con la vida del animal de manera compasiva, rápida e indolora.
  • Los vegetales no pueden fermentarse o incluir aditivos.
  • Está prohibido el uso de OGM y de productos de origen humano (por ejemplo, la queratina) como materias primas.

Obtener certificaciones cosméticas halal

Para obtener certificaciones cosméticas halal, una autoridad institucional islámica reconocida supervisa los centros de producción e inspecciona las materias primas para comprobar que cumplen con la normativa halal. La certificación halal abarca muchos otros aspectos además de la producción, por ejemplo, los utensilios y la maquinaria empleada para fabricar los productos, que deben limpiarse conforme a los requisitos halal.

De cara al futuro, estas certificaciones son una opción muy fructífera para las empresas de cosmética. No solo porque los mercados musulmanes son cada vez más potentes (por ejemplo, en la actualidad, Indonesia es la cuarta nación más poblada), sino porque el sello halal se considera cada vez más una señal de ética y sostenibilidad. Esto implica que, aparte de los muchos millones de consumidores musulmanes, también los consumidores concienciados buscan productos halal. Así pues, obtener certificaciones cosméticas halal supone una jugada maestra ahora y en el futuro.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.