Cocreando Belleza Natural

Proteína hidrolizada de trigo: la heroína del cuidado capilar

Según las últimas investigaciones, el 18 % de los consumidores franceses ha sustituido un producto de cuidado personal normal por una versión natural o ecológica en los últimos tres meses (Lightspeed/Mintel, 2019). Los consumidores prefieren productos con ingredientes que les resulten familiares, reconocibles y que deriven de la naturaleza. Un ejemplo de esto es la popularidad que ha adquirido la proteína hidrolizada de trigo, que se está volviendo omnipresente en las listas de ingredientes de productos de lujo para el cuidado de la piel y del cabello.

Sin embargo, este importante cambio de comportamiento de los consumidores no solo se aplica a los ingredientes: los consumidores también quieren estar seguros de que los ingredientes se han obtenido de manera sostenible. A continuación, examinaremos cómo funciona esta doble tendencia relativa a este extracto cada vez más deseado.

New Call-to-action

¿Qué es la proteína hidrolizada de trigo?

Pese a su recién descubierto prestigio, la proteína hidrolizada de trigo, también conocida como fitoqueratina, lleva años usándose en la cosmética y el cuidado personal porque tiene un alto contenido en aminoácidos. Como estas proteínas son de origen natural, las proteínas hidrolizadas suelen encontrarse entre los ingredientes de los productos capilares de marcas de cosmética ecológica. 

En pocas palabras, este agente funciona de la siguiente manera: por un lado, hincha el tallo del cabello de modo que mantiene la hidratación y confiere volumen; por el otro, forma una fina capa protectora sobre la superficie del cabello, otorgándole un aspecto sedoso y brillante. Además, las proteínas de trigo son también útiles para los productos cosméticos y de cuidado de la piel: su acción sirve para mantener la hidratación en la epidermis y para reafirmar y tensar el cutis, lo que crea un efecto antienvejecimiento. 

La doble personalidad del trigo

Aquellos que hayan estado siguiendo las tendencias de belleza ecológica habrán observado algo aparentemente contradictorio en este auge de la proteína hidrolizada de trigo. Como hemos mencionado, los consumidores concienciados prefieren ingredientes reconocibles, que sean alimentos. Una encuesta reciente elaborada por GlobalData reveló que los consumidores de todo el mundo perciben los alimentos como ingredientes más seguros. Sin embargo, en el ámbito de la comida sana, los productos derivados del trigo y del gluten no tienen muy buena reputación debido a que ahora sabemos más sobre la enfermedad celíaca y otras reacciones relacionadas con el trigo.

Pese a la prevalencia de los productos sin gluten en el ámbito de la comida sana, en el sector de la belleza y el cuidado del cabello el panorama es muy diferente. Según un estudio realizado por el equipo de expertos de The Cosmetic Ingredient Review (CIR), la proteína hidrolizada de trigo y el gluten de trigo hidrolizado, que actúan como agentes acondicionadores para la piel y el cabello, no provocan reacciones en las personas sensibles al trigo o al gluten. Este estudio concluyó que incluso las personas con sensibilidad alimentaria al trigo pueden disfrutar de las propiedades cosméticas de este cereal de forma segura.

Da un paso más allá para destacar

Muchas marcas están respondiendo a la demanda de ingredientes naturales y ecológicos, como las proteínas de trigo. Sin embargo, para destacar en este mercado tan saturado, deben dar precedencia al abastecimiento ético de sus ingredientes naturales. Según un estudio de Mintel sobre los factores clave de las tendencias globales de consumo, estamos siendo testigos de un cambio en los hábitos de compra de los consumidores, que cada vez están más preocupados por proteger el medioambiente y exhiben un comportamiento de compra ético y consciente. 

Por tanto, el abastecimiento sostenible debería ser una prioridad para las marcas que comercialicen productos «naturales» o «ecológicos». Dichas marcas se enfrentarán a un escrutinio más minucioso en lo que se refiere a su abastecimiento. Los consumidores perciben que los productos naturales son mejores para el medioambiente (Mintel, 2017), pero esto no es siempre así. Por ejemplo, en el caso de los cereales como el trigo, la agricultura intensiva puede agotar los recursos. Así, las firmas que deseen capitalizar la tendencia de la proteína de trigo tienen que hacer hincapié en que han obtenido el trigo de forma sostenible, de modo que se puedan diferenciar de otras marcas.

Provital ha reconocido la necesidad de adoptar este doble enfoque y ha desarrollado su activo Keraveg. En combinación con Matrix Plus, este activo, que cuenta con un sistema de liberación secuencial para los hidrolizados, repara y rehidrata las fibras capilares, proporcionando un cabello fuerte y brillante. Todo el trigo empleado por Provital se ha obtenido de forma ética, demostrando que las marcas de belleza pueden fabricar productos que cuiden tanto del cabello como del medioambiente.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.