Cocreando Belleza Natural

Por qué la revolución de la belleza tech está ganando fuerza

La tecnología ha sido siempre crucial para mejorar nuestra calidad de vida: desde las aplicaciones inteligentes hasta la innovadora belleza tech, la tecnología nos ha hecho gozar de un mayor bienestar durante décadas. Ahora, trascendemos esos límites: la tendencia «Beyond Human» (o «más allá de lo humano») muestra que la inteligencia artificial (IA) está empezando a ser mejor recibida. Aunque la confianza total y el acceso universal a la IA llevarán más tiempo, la gente está optando por esta tecnología para facilitarse la vida y hacerla más cómoda. Si pensamos en el futuro, la generación Alpha no distinguirá de forma tan clara la frontera entre lo digital y lo físico.

Teniendo en cuenta la creciente aceptación de que la IA mejora nuestra calidad de vida, la tendencia «Beyond Human» está comenzando a desarrollarse en paralelo con las inquietudes sociales de los consumidores. No hay duda de que la tecnología está avanzando, pero no de manera aislada: también aumenta nuestra preocupación por el medioambiente, por nuestras comunidades y por crear una sociedad más inclusiva. En todos los ámbitos, los consumidores quieren productos personalizados, que reconozcan su individualidad, y la belleza no iba a ser una excepción. Pero, ¿cómo aumenta la IA  la personalización en el sector de la belleza y por qué la innovación basada en la IA está ganando tanto terreno en este sector?

New Call-to-action

Redefinición de la belleza tech

En muchos sentidos, llevamos décadas conviviendo con la belleza tech. Por ejemplo, hace ya tiempo que los líderes de la cosmética han integrado el big data en su estrategia de investigación y desarrollo. Incorporando algoritmos inteligentes a sus bases de datos, pueden analizar patrones de compra y de comportamiento de los consumidores para crear productos seguros, eficientes y efectivos que, sobre todo, tengan demanda. 

Sin embargo, este sector no ha empezado a despegar hasta ahora. Según las predicciones, el mercado superará los 34.000 millones de dólares en 2024. Nuestras vidas, como el cuidado de la piel, son cada vez más dependientes de la tecnología. Hoy en día, existen diversas aplicaciones y dispositivos impulsados principalmente por IA que pueden aconsejar, controlar y evaluar nuestra piel. Con estos datos, los dispositivos pueden generar recomendaciones y tratamientos únicos, lo que supone la clave de la intersección entre la belleza tech y la personalización.

Inteligencia artificial e hiperpersonalziación

Uno de los principales indicadores de calidad en cualquier sector es el «servicio personalizado». Esto se debe a que los consumidores quieren que se les tenga en cuenta, que se les cuide y que se reconozca su individualidad a pesar del crecimiento acelerado de los mercados modernos. Según Forrester, el 77 % de los consumidores ha escogido o ha pagado más por una marca que le haya proporcionado una experiencia de cliente personalizada. 

Naturalmente, la inteligencia artificial es esencial para facilitar un conocimiento tan preciso de las necesidades de los consumidores. Para poder brindar estas experiencias hiperpersonalizadas, la industria cosmética y de cuidado personal sigue recurriendo a la tecnología. Gracias a la IA y el big data, las marcas pueden identificar categorías demográficas específicas.

Por ejemplo, en la belleza, la inclusividad es un tema candente especialmente importante para los sectores demográficos de consumidores emergentes, como las generaciones Z y Alpha, que quieren productos éticos, inclusivos y unisex. Las grandes marcas han respondido con prontitud, contratando a embajadores masculinos para lanzar cosméticos unisex.

Identifica las preferencias de tus consumidores

A pesar de todo, hay que tener cuidado con los matices. Veamos un ejemplo de por qué. Los consumidores latinx se han convertido en un importante sector demográfico para la industria de la belleza. En la actualidad, el 45 % de las mujeres latinx nacidas en EE.UU. son menores de 18 años, lo que supone una gran oportunidad para las marcas de cosmética y de cuidado personal. Aclarado este punto, considerar este grupo como homogéneo sería un error. Si las marcas no tienen en cuenta las complejas dinámicas de la cultura y la tradición, corren el riesgo de distanciarse de este sector demográfico crucial. Es precisamente en este punto donde la IA y la hiperpersonalziación son vitales: los consumidores latinx son grupos diversos y las marcas necesitan la tecnología para identificar las exigencias específicas de cada individuo.

Por ello, Provital ha aprovechado la tecnología de la IA para desarrollar Wonderage™. En la actualidad, las mujeres mayores de 60 se sienten excluidas de muchas campañas publicitarias. Un asombroso 70 % quiere ver más contenido de belleza dirigido específicamente a su grupo de edad (AARP, 2019). El mercado de la belleza para las mujeres maduras es extremadamente lucrativo, pero también frágil. Estas mujeres no solo sienten que no tienen acceso a productos personalizados, también demandan tratamientos efectivos. 

Para enfrentarse a este desafío, Provital ha empleado poderosos ingredientes naturales que favorecen la eficacia y la sensación de bienestar. Tras ello, ha realizado un estudio sobre la efectividad de la fórmula en voluntarias, empleando IA para cuantificar su respuesta emocional a los efectos del producto.

Sé inteligente, sé inclusivo

Los poderosos mercados emergentes, como la generación Alpha, están pidiendo cuentas a la industria de belleza. Quieren productos totalmente personalizados e inclusivos. Asimismo, otros segmentos lucrativos, como las consumidoras maduras, quieren que la industria las tenga más en cuenta. En los mercados crecientes y dinámicos, la tecnología es clave y la belleza del big data está invirtiendo más que nunca en inteligencia artificial. La belleza tech es la base de la personalización, por eso Provital ha situado la innovación a la cabeza de su estrategia.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.