Cocreando Belleza Natural

Ética empresarial y responsabilidad social post-COVID en el sector de la belleza

Es un hecho que, hoy en día, la ética empresarial y responsabilidad social son más importantes que nunca en el mercado de la belleza y el cuidado personal. El comportamiento de los consumidores, que ya se encontraba en proceso de metamorfosis, se ha visto profundamente transformado por la crisis sanitaria, social y económica del coronavirus. Este cambio ha repercutido en todas las industrias y el mercado de la belleza y el cuidado personal no es una excepción.

Esta evolución puede resumirse en tres grandes ajustes que deben realizar las marcas:

  • Las necesidades del consumidor deben situarse en el centro de todo. Las marcas de belleza y el cuidado personal deben adaptarse para elaborar productos más específicos en función al comportamiento de sus clientes, elaborando fórmulas personalizadas que se ajusten a su estilo de vida y a sus necesidades. Esto incluye la necesidad de que las firmas desarrollen la comunicación y la venta digital, para ir al encuentro de los consumidores allí donde se encuentran.
  • Un nuevo y más intenso hincapié en la ética y la sostenibilidad. Cada vez más, los consumidores se preocupan por la forma en que las marcas actúan en relación con el medio ambiente y el trato ético de las personas, especialmente de los trabajadores. De hecho, dos tercios de los consumidores afirman que la acción contra el cambio climático se ha vuelto aún más relevante después de la crisis del COVID-19, y el 88% de los encuestados cree que debería prestarse más atención a la reducción de la contaminación, según McKinsey.
  • La necesidad de mayor transparencia. Los consumidores exigen a las marcas claridad respecto a las propiedades de sus productos y que desarrollen una relación de proximidad en la que los consumidores tengan más control.

Estas tres principales transformaciones tienen profundas implicaciones para las marcas de belleza y cuidado personal. Ahora, la preocupación de los consumidores de productos de belleza y personales va más allá de los valores superficiales: quieren que los tratamientos sean eficaces y cómodos, pero también creen que las marcas deben ser coherentes y estar comprometidas con su ética empresarial y responsabilidad social.

La respuesta a este dilema es obvia: las empresas de belleza y cuidado personal deben dar un mayor impulso a las iniciativas de sostenibilidad y generar confianza con sus consumidores. Para ello, deben atender las demandas de los consumidores en cuanto a empresas sostenibles y éticas, y así generar comunidades en torno a valores compartidos.

Claves para convertirse en líder de la ética empresarial y responsabilidad social

Los consumidores exigen a las marcas que tomen la iniciativa en materia de ética empresarial y responsabilidad social, especialmente en lo que respecta a las cuestiones medioambientales. Existen, al menos, tres áreas principales en las que las empresas de belleza y cuidado personal deben actuar ya para conseguirlo:

  • Ingredientes: hoy en día, las listas de ingredientes son cada vez más importantes para los consumidores. En primer lugar, hay una demanda de ingredientes naturales y orgánicos, hasta el punto de que el 29% de los consumidores buscan ingredientes totalmente naturales en los productos para el cuidado de la piel. En segundo lugar, los consumidores buscan productos en los que estos activos se hayan obtenido de forma ética, contribuyendo activamente a un entorno sostenible.
  • Empaquetado: las marcas están reaccionando rápidamente a la nueva ética empresarial y responsabilidad social en relación con el empaquetado con un aumento continuo de lanzamientos de productos de belleza que incluyen empaquetados ecológicos.
  • Estilo de vida y comportamiento: las marcas pueden ayudar a los consumidores a incorporar rutinas diarias que frenen la acción climática y sus propios estilos de vida. Por ejemplo, hay más lanzamientos de productos de belleza que incluyen propiedades antiestrés, como el extracto de loto azul, y productos que ayudan a los consumidores a hacer frente a los problemas de contaminación, como el extracto de té verde matcha.

Ingredientes de origen ético: la respuesta a la ética empresarial y responsabilidad social en el sector de la belleza

Es posible que, en el sector de la belleza, los ingredientes de origen ético sean la clave de la transformación hacia la sostenibilidad dentro del contexto de la ética empresarial y responsabilidad social. De hecho, la elección de los ingredientes adecuados podría ser la principal herramienta para impulsar un cambio en los patrones de producción obsoletos.

Esta es en parte la razón por la que las certificaciones de productos éticos y sostenibles están en auge: las marcas necesitan identificar y colaborar con proveedores certificados y de calidad que puedan ofrecer ingredientes con dichas cualidades.

Provital se ha esforzado en proporcionar a las marcas de belleza y cuidado personal ingredientes y extractos de confianza que ayuden a las empresas a ser más sostenibles, al tiempo que generan narrativas transparentes que conectan con los consumidores de hoy en día.

Pongamos nuestro recientemente desarrollado activo Senseryn como ejemplo de cómo los ingredientes adecuados pueden impulsar el compromiso de una marca con las necesidades de sus nuevos clientes:

  • Es eficaz. Seneryn es un activo para pieles sensibles que actúa activando los receptores sensoriales de sabor amargo que calman la piel. Este activo, entre otros beneficios, ayuda a mejorar la piel sensible, haciéndola más reactiva a la inflamación, a la vez que optimiza la microbiota antidermatitis y previene el círculo vicioso de la dermatitis y la superinfección.
  • Responde a los cambios en el estilo de vida. En Provital, hemos observado una tendencia del sector que pretende vincular el bienestar físico y el psicológico. De este modo, hemos desarrollado un Senseryn como activo que, basándose en la neurociencia y la neurocosmética, apela tanto a las experiencias corporales como a las emociones.

    Nuestro activo también responde a los estilos de vida actuales que están generando más problemas de sensibilidad cutánea, como el estrés y la contaminación de vivir en las grandes ciudades con un clima más cálido, el uso de mascarillas, la exposición prolongada al sol y el uso de ciertos productos cosméticos o de ropa que dañan la piel.

    Hoy en día, una media de 1 a 2 o 1 a 3 personas, dependiendo del país, afirman tener la piel sensible, además de aumentar los casos de piel reactiva y dermatitis atópica. Senseryn de Provital ofrece una respuesta a los consumidores que desean aliviar todos estos problemas relacionados con su estilo de vida.
  • Ética y sostenibilidad. Senseryn es un activo natural, orgánico, sostenible y de origen ético, certificado por la ISO 16128-Origen Natural (100%) y con el Certificado Cosmos.

La búsqueda de ingredientes que cumplan con las exigencias de los consumidores en la actualidad finaliza con la identificación y el reconocimiento de los proveedores de ingredientes y extractos adecuados. Descubre más sobre cómo Provital puede ayudarte a mejorar la ética empresarial y responsabilidad social de tu empresa y, al mismo tiempo, a generar productos que tengan eco entre los consumidores de hoy en día, en nuestro ebook gratuito «Las tendencias de belleza 2030, aceleradas tras la COVID-19, que conducen a la industria de la belleza y el cuidado personal a un futuro más ético y basado en la ciencia».

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.