Cocreando Belleza Natural

Biocosmética: por qué es el nuevo diferenciador de marca

La biocosmética representa un paso más en la evolución del cuidado natural de la piel, ofreciendo un 99% de ingredientes de origen vegetal. Aunque los ingredientes naturales le aportan a nuestro cabello, piel y cuerpo múltiples beneficios, las marcas de belleza necesitan seguir avanzando, ya que en el mercado de la belleza y el cuidado personal pueden surgir nuevas dinámicas. La biocosmética propone una respuesta concreta a estas demandas del nuevo consumidor que las marcas deben abordar. 

No cabe duda de que el movimiento de la belleza natural continúa moldeando a la industria a medida que los consumidores se van fijando más en los ingredientes utilizados en los productos de belleza y cuidado personal. Actualmente, los clientes buscan activamente lo sano y un 44% está de acuerdo en que los ingredientes naturales son más seguros que sus equivalentes mainstream sintéticos (Mintel, 2019). Esto se cumple especialmente entre las mujeres en la franja de edad de los 25 a los 54 años.

New Call-to-action

Esta tendencia parece haber llegado para quedarse y actualmente las mujeres afirman que estarían dispuestas a pagar más por productos con ingredientes naturales. Sin embargo, conforme el segmento más joven de este grupo se va haciendo mayor, su preferencia por los ingredientes naturales se convierte en algo que se da por sentado y no en un extra, lo que sugiere que ‘natural’ dejará de ser un diferenciador de marca efectivo, incluso pese a contar con certificados que acrediten que se trata de productos naturales y orgánicos. Aquí es donde entra la biocosmética y en este artículo la analizaremos en detalle.

¿Qué es la biocosmética?

La biocosmética engloba a los productos de cuidado corporal elaborados con ingredientes naturales de origen vegetal. Estas materias primas no tienen por qué proceder de cultivos orgánicos, sino que se pueden cultivar utilizando técnicas tradicionales o ser el resultado de procesos innovadores de cultivo en laboratorios. 

Desde las fórmulas para la curación de tatuajes a las que restablecen la elasticidad de la piel o el bienestar capilar, las soluciones naturales son cada vez más eficaces y populares entre los consumidores saludables. La biocosmética va un paso más allá.

Los siguientes puntos resumen las características principales de la biocosmética:

  • 99% o más de sus componentes deben ser de origen vegetal
  • No debe contener conservantes, tintes, siliconas u otras sustancias artificiales
  • En ningún caso debe haberse testado en animales
  • El packaging siempre debe ser reciclado o reciclable
  • El impacto medioambiental de la producción de biocosmética es mínimo, al igual que el de otros procesos como el transporte y el almacenamiento
  • Los productos de biocosmética deben contar con certificados Ecocert, Cosmébio, USDA o BDIH

Independientemente de que se produzca de forma orgánica o científica, la sostenibilidad es siempre una característica especial. La biocosmética asume que en ocasiones las técnicas de cultivo más sostenibles tienen lugar en los laboratorios, así que los investigadores tratan de encontrar los procesos más vanguardistas de cosechar ingredientes naturales. 

Provital ya está desarrollando ingredientes a base de células madre vegetales y en nuestro portfolio contamos con los activos Lingostem™, Orchistem™, y Citrustem™. Por ejemplo, Orchistem™ utiliza células madre de orquídea cultivadas en laboratorio para desbloquear las propiedades rejuvenecedoras de la planta. Las células madre de orquídea estimulan la comunicación entre las células madre de la piel y los fibroblastos, proporcionando un efecto global de rejuvenecimiento. 

¿Es efectiva la biocosmética?

Pese a la constante demanda de ingredientes naturales, hay una cuestión que sigue siendo factor clave en las decisiones de compra: la eficacia. Los ingredientes naturales o de biocosmética deben cumplir su propósito concreto, especialmente para satisfacer a las consumidoras más jóvenes, que son las que más investigan. En última instancia, su elección de productos se basará en la eficacia, así que las marcas deben evitar los engaños. 

Está claro que se ha montado mucho alboroto con las credenciales naturales de la biocosmética, pero ¿funcionan realmente? Aunque es difícil generalizar, la biocosmética tiene una ventaja: su composición natural hace que crear fórmulas hipoalergénicas y suaves sea más fácil. 

Combinación de naturaleza y ciencia

El mercado de la belleza es extremadamente competitivo y las marcas a menudo dependen de sus ingredientes para destacar de entre la multitud. Las mujeres, sobre todo las jóvenes, esperan que las marcas utilicen ingredientes naturales. Esto es lo que hace que la biocosmética se haya convertido en una propuesta tan atractiva: con cerca de un 100% de ingredientes de origen natural, estos productos crean un diferenciador clave en un mercado saturado. Además, cuenta con el increíble potencial de responder a la demanda de eficacia, ya que el propósito de la biocosmética es combinar naturaleza y ciencia. Estamos seguros de que en el futuro veremos más marcas de biocosmética en primera línea gracias a la combinación de innovación y naturaleza.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.